domingo, 20 de enero de 2013

DÍA 180: Volumen VI. Estela de Robinsones


Existen en el planeta Tierra tantos Robinsones como habitantes lo pueblan.

Cada uno de nosotros tiene dentro, moviéndose perpetuo como el mecanismo de un reloj interminable, un espíritu aventurero, curioso e ilusionado... el problema es que a veces, en algún tropiezo, en algún abandono, rutina, olvido o robo, vamos perdiendo las llaves que abren las diferentes puertas que encierran estos sentimientos...

http://lapaginaquenoesdepapel.blogspot.com/2010/10/aquella-llave.html
 
... y la pérdida de esas llaves resulta algo realmente peligroso, aunque a primera vista no lo parezca.

Si extraviamos alguna de las llaves, de las claves, que abren la motivación, la esperanza, la superación, la intriga y el descubrimiento, no significa que estemos avocados a la desesperanza, ni mucho menos, significa que debemos ponernos inmediatamente (desde el preciso momento en el que recibimos las primeras señales de que alguna de esas llaves se ha volatilizado) manos a la obra en la búsqueda de unas nuevas que puedan abrir esas mismas puertas cerradas...
 
http://recordarte-ar.blogspot.com/2009/11/puertas-de-humahuaca_30.html

... y aquí es donde se encuentra el verdadero riesgo, pues no todo el mundo esta dispuesto a invertir tiempo, esfuerzo y dolor (sí, también dolor interior durante su búsqueda) en la resolución del conflicto provocado por esta pérdida inesperada.

El caso es que, sin hacer demasiado esfuerzo, podemos encontrar a nuestro alrededor muchas personas (6.973.738.433 son muchos millones de Robinsones y en este caso, como en muchos otros, la probabilidad y la estadística no cometen errores) que en algún momento dejaron de guardar en su llavero alguno de los códigos que permitían acceder a sus secretas  habilidades y talentos...

... y lo que es más desalentador, no tienen ninguna intención de reemplazar la pérdida, sumiéndose desde ese momento en una espiral de autocompasión, desilusión, inercia, pasividad y desmotivación que les hace creer que realmente nunca fueron poseedores de esas llaves o que si las perdieron es porque lo merecían y no tienen opción alguna de poder sustituirlas nuevamente y continuar así la estela de Robinsones que abarrota el planeta Tierra...

... ¡NO IMAGINAN LO EQUIVOCADÍSIMOS QUE SE ENCUENTRAN!
http://sombreada.wordpress.com/page/2/

... yo hace tiempo firmé un compromiso conmigo misma, mantener siempre los pies en la tierra para poder coger impulso siempre que lo quiera, desee o necesite, consiguiendo saltar tan alto que la fuerza me permita volar y surcar los cielos...

... y para lograr algo así debo tener siempre las puertas abiertas y las llaves localizadas, haciendo incluso copia alternativa por si alguna vez extraviara la original. Compromiso complejo el mío, pero que hasta el momento renuevo cada vez que lo considero necesario, firmando con pulso firme, seguro y confiado.

¿Y tu, Robinson aventurero, tienes localizadas todas tus llaves y actualizado tu compromiso eterno?...

http://javieralbisusj.wordpress.com/adviento-caminos-para-la-espera-y-el-encuentro/
____________

____________

2 comentarios:

M.G dijo...

¡Qué bueno el de hoy!

¡Qué buén vídeo ilustrativo del mensaje!

Llevo reflexionando todo el dia y creo que lo seguiré haciaendo.

Algunas llaves he perdido o despistado. Es hora de que las recupere. Gracias.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Me alegra muchisimo que te haya gustado e impactado.

Personalmente el video a mi me encanta, me siento enormemente identificada con él.

Espero que encuentres tus llaves, seguro que en cuanto las tengas en tu poder serás imparable en todo lo que te propongas (aunque a veces tarde en llegar, aunque tropecemos, aunque desfallezcamos, lo importante no es no caer, es levantarse tantas veces se necesite).

Un besazo enorme y ¡feliz semana!