martes, 30 de octubre de 2012

DÍA 98: Oeste

... seguía su vida superficial y confiada.

Oeste siempre había tenido grandes pretensiones, era ambicioso y, en cierto modo, mimado y malcriado. Al igual que su gemelo Este, había crecido en el seno de una cariñosa y equitativa familia, pero Oeste siempre había pensado que su valía allí estaba siendo pasada por alto y malgastada... lo que hizo germinar en su interior un ardiente deseo de dominación y soberbia.

Descubrió, en ese momento vital en el que decidió buscar su propia esencia, que en su interior compartía muchas más cosas en común con Norte de lo que nunca hubiera imaginado. Y Norte, manipulador y altivo, no dejó pasar la oportunidad de vincularse a sólidos aliados con el objetivo de ejecutar sus planes de dominación destructiva... y para este proyecto, Oeste era su mejor justiciero, su mano artífice.

http://www.fotolog.com/mousquetaire/81918093/

Oeste había perdido parte de su memoria. Sus recuerdos originales habían sido sustituidos por otros que, a su modo de ver la vida, eran mucho más rentables y beneficiosos.

Ambos hermanos, Norte y Oeste, mantenían una continua comunicación, mucho más constante que el resto de sus iguales, lo que les proporcionaba un flujo incesante de información y, al mismo tiempo, de alineamiento de intereses. De este modo, no cabía duda, Norte proponía con autoridad y Oeste disponía con sumisión.

Ejército bicéfalo orientado por los más profundos y viles anhelos de poder.

En el fondo, si uno observaba con cierto detenimiento, no tardaría en ver que su jurisdicción estaba construida, principalmente, sobre el miedo y la amenaza.

Oeste asumió su rol de vengador sabiéndose protegido por su todopoderoso hermano Norte... sin darse cuenta de que, más allá de haberse convertido en aquello que siempre había soñado, Oeste en realidad se había transformado en un títere a merced de los más recónditos instintos... anulado en vida, creyendose poseedor de fama y supremacía y siendo, en realidad, únicamente un espejismo de la crueldad más profunda.

Y así era como Oeste, dirigido por su hermano mayor, iban ampliando fronteras de ilusiones marchitas.

Ignorante vivía Oeste ante el futuro... desconocedor, por inexperiencia, del origen del verdadero y honrado poder, ese que emana de la unión de fuerzas... ese en el que cada uno aporta su más valiosa capacidad... ese poder originado por el equilibrio justo de potencias donde cada hermano aporta sus talentos, habilidades y competencias para crear, finalmente, un nuevo origen en el que, más allá de las diferencias fraternas...

... se pudiera fraguar un nuevo Centro desde el que, dando una vida extra al mundo, lograr construir sin diferencias una existencia que lata al mismo ritmo... el de la confraternización.

_____________



6 comentarios:

M.G dijo...

Bueno, me apeo de comentarios. Eres suprema y necesito espacio para LA REFLEXIÓN.

ME DOY UN TIEMPO, VALE?
Volveré y seguiré contigo dia a dia.
Un abrazo y sigue por favor.
Feliz dia y dia y dia....

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡¿M.G.... dejarás de mirar por mi ventana?!... no me digas eso, me apenaría muchisimo.

¿Puedo hacer algo para que sigas ahí aunque sea en silencio?... esto se hará muy raro sin saber que miras al otro lado... bueno, solo espero que este apearse sea por temas que no desgasten demasiado el alma y que pronto pueda volver a leerte por aqui.

De todos modos, te vas en el mejor momento, ¿eh?... ¡AHORA LLEGA LO BUENO!

;)

M.G. dijo...

NO! no me apeo en tu lectura diaria!!!!!
Me apeo de mis comentarios diarios.
Pero no te relajes mucho porque solo es por un tiempo, eh?
Volveré, fijo, pero es que como siempre me deslumbras ha llegado el momento en que ya no sé que decirte que suene a nuevo.
Me doy un poco de tiempo, pero seguro que ahí sigo a diario, como siempre.
Tampoco quiero que me sientas como tu sombra, aunque ahí estoy y en cierto sentido lo soy, o así te siento yo, una sombra que me atrapa.
Besos.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Aclarado... en cualquier caso, insisto, ahora viene lo mejor y se a ciencia cierta que tu "apeo" de comentarios... durará poco ;).

Un besazo y ¡MUCHA FELICIDAD!

Menchu dijo...

Como de costumbre, totalmente de acuerdo con M.G.

Respecto a Oeste, qué decir?? Igual habría que ampliar la lista de pecados capitales e incluir la necedad justo después de la soberbia.

Como dice el sabio refranero popular: "si quieres saber quién es fulanito, dale un carguito".

Definitivamente, prefiero orientarme rumbo sur/sudeste

Docecuarentaycinco PM dijo...

Nada mas que añadir Menchu, lo has descrito clarito clarito ;).
Un besazo y ¡feliz dia!