miércoles, 24 de octubre de 2012

DÍA 92: Pero

Hace aproximadamente cuatro años recibí un curso planificado dentro de mi Plan de Formación Laboral organizado por el Departamento de Recursos Humanos de la empresa en la que trabajaba.

Por aquel entonces mi contratación estaba vinculada a una gran compañía, con sede en varios continentes, que vendía servicios de consultoría (especialmente tecnológica, aunque mi puesto se centraba en el área de Capital Humano) a empresas privadas o públicas del país o fuera de nuestras fronteras.

Podría contar infinidad de experiencias y aprendizajes de aquellos casi cuatro años en la organización, sin embargo, en este caso me quiero centrar exclusivamente en aquella formación recibida de carácter obligatorio y orientada a todos los mandos intermedios de la empresa.

El objetivo del curso era claro y transparente... la mejora en las capacidades de venta, es decir, ayudarnos al desarrollo de habilidades de negociación y cierre de venta de servicios.

http://zonaempresas.com/ventajas-de-alquilar-local-para-la-empresa/

Recuerdo que el formador era un extraordinario profesional de la materia impartida y los dos días de adiestramiento fueron intensos y, creo, productivos.

El caso es que con el paso del tiempo, y siempre desde mi personal punto de vista, podría simplificar en una palabra todo lo que allí me enseñaron (o al menos lo que yo he mantenido vigente en mi recuerdo): PERO.

Aprendí que la conjunción (adversativa) PERO al usarla en una oración anula todo lo anteriormente dicho (tal y como especifica la RAE se usa "para contraponer a un concepto otro diverso o ampliativo del anterior"). Este aprendizaje me ha acompañado durante mucho tiempo después en diferentes momentos de mi vida... personal y profesional. Ya alejada de aquella ciudad donde recibí la formación, alejada también de aquella empresa, de aquella realidad y de aquella vida... aún recuerdo y pongo en práctica este pensamiento.

Confieso que PERO es una conjunción que, desde aquel curso, no suelo utilizar en mi vida cotidiana muy a menudo (a no ser que realmente el lugar en el que se use sea el que debe ser) pues me parece un tropiezo, una traba, una negación, un estorbo y una excusa (demasiado a mano de cualquiera y cuyo valor intrínseco se menosprecia y se simplifica... cuando en realidad tiene una gran potencia).

Los ejemplos podrían ser infinitos... sin embargo prefiero que cada uno lo medite y, escuchando a aquellos que le rodean y lo usan, pueda sacar sus conclusiones. Tomémoslo como un juego, veamos cuántos -PERO- escuchamos  a nuestro alrededor a lo largo de un solo día... veamos en qué circunstancias se utiliza y... tomemos nuestra propia decisión.

Como prueba inicial compartiré a continuación el cuento más breve que es escrito jamás y que, casualmente o no, versa sobre ésta temática...

"Te quiero... pero me casaré contigo"


Debo deciros que hoy en día mi trabajo nada tiene que ver con aquel caos de márgenes, ventas, competencias desleales, estrés inhumano, injusticia y, curiosamente en más ocasiones de las deseadas, falta de Capital Humano. Sin embargo, si no hubiera pasado por aquella experiencia, jamás estaría donde me encuentro hoy en día, aquello fue un paso previo y necesario para saber que mi camino personal y laboral se encontraba escrito por otros derroteros... al igual que el lugar en el que hoy me encuentro supone un peldaño necesario para seguir avanzando en mi travesía.

En definitiva, agradezco aquellos años de caos y profundidades... pero me quedo con lo que tengo hoy en día cuando amanezco cada mañana.
_________________

8 comentarios:

M.G dijo...

PERO....¿El PERO no era el marido de la PERA? :D

¿ Y si probamos a cambiar el PERO por el ...YA QUE, qué tal? a lo mejor damos un giro positivo al mensaje, o por lo menos más razonado, no?.

Bueno, seguiré fijándome y sacando conclusiones.

FELIZ DIA

Docecuarentaycinco PM dijo...

Buenos días M.G. esa es la esencia del mensaje, lo que quiero decir es que el uso de la palabra PERO es muy peligrosa... hay muchas otras opciones (cada uno que las reflexione a su manera ;D), sin embargo "PERO" en muchas ocasiones (¡no en todas, cuidado! a veces es necesario usarlo) no debería usarse como tal.

Gracias por leerme un día más y que pases ¡FELIZ DÍA!

Menchu dijo...

Ja, ja, ja!! No sé si es el marido de la pera, pero es un tipo de manzana. Ahora que lo pienso, y según las palabras de nuestra ilustre alcaldesa (Madrid), este matrimonio no puede ser, así es que tendremos que quedarnos con la definición de Izaskun!!! ja, ja, ja, ja!!!

Bromas aparte, coincido totalmente con la postura de que oir la palabra "pero" desarma completamente todos los argumentos anteriores.
Me vienen a la cabeza varios dichos populares ... "¿dónde está el pero?", "No me pongas peros", "Ni peros ni manzanos", "Pero, ¿qué?", "Te lo agradezco pero no"...

Esta última me remite a mi adorado Alejandrito y no me resisto a poneros el enlace a su canción:

http://www.dailymotion.com/video/xcyub9_alejandro-sanz-te-lo-agradezco-pero_music

Buen día!!!

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡Buenos días Menchu! Has hecho que empiece la mañana con una sonrisa, había borrado de mi recuerdo ("inexplicablemente") a mi querida ya ex-alcandesa... cierto, dejemoslo en peras y manzanas...

FIjate a lo largo del día lo fácilmente que la gente usa el *pero" y en qué circustancias, realmente es un término mucho más peligroso de lo que parece a simple lectura... un lobo con piel de cordero ;).

Un beso enorme y ¡FELIZ VIERNES!

Aspirante a Miss Divina dijo...

Oye que bonito post, me quedo con lo que me has enseñado hoy del "pero" como si hubiese estado en ese cursillo contigo.
Me gustaría que compartieras con tus seguidores -entre los que me encuentro-, como ha cambiado tu vida de la empresa en la que estabas al hoy en día.
Seguro que seguiremos aprendiendo de ti...

Docecuarentaycinco PM dijo...

Hola Aspirante, que alegria verte de nuevo por aqui.
Gracias por tus palabras.
Acojo tu propuesta y te invito a seguir mirando unos dias mas por esta ventana y ver que pasa el DIA 100 ;)... seguro que podremos entoences resolver algunos enigmas, pues quiza se alineen las circustancias necesarias para ello... Desde luego, tomo tu palabra e iremos poco a poco, resolviendo misterios.

Un beso enorme y ¡feliz fin de semana!

Aldabra dijo...

seguro que está muy bien pero que todavía mejorará.

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

Hola Aldabra, como comento en mi reflexion desde luego hay momentos en los que el "pero" es necesario, no digo que no use nunca la palabra, sino que en ocasiones se usa indiscriminadamente y pierde el valor el contenido de la frase... es un termino peligroso... del que hay que ser consciente.

Un besazo enorme!! Me encanta verte por aqui ;)