domingo, 28 de octubre de 2012

DÍA 96: Sur

Sur era alegre y exaltado por naturaleza, cualidades que le traían en más de una ocasión... importantes problemas, pues exteriorizaba una imagen que podía ser confusa y confundirla con despreocupación, vagancia, apatía y desinterés. Nada más lejos de la realidad.

A Sur le gustaba irradiar luz y positividad, le gustaban los colores alegres, la música, el ruido, el baile, compartir felicidad y festejar la vida... con sus sabores y con sus sinsabores.

Sur era alegre y exaltado por naturaleza.

http://www.taringa.net/posts/imagenes/12797658/Wallpapers-de-fuegos-artificiales_-en-HD.html

Sur nació Centro y era el último hermano de un total de cuatro. Estando en esta posición numérica dentro de la jerarquía, inevitablemente ese origen posicional poco a poco le fue trasformando en lo que hoy es, Sur.

Creció rodeado de cuidados y condescendencias, haciéndole creer que, por ser el más bajo en la escala, era indefenso, desvalido, delicado y dependiente... por eso, inevitablemente, al final sucedió lo indeseado y Sur se forjó un férreo carácter de sumisión y docilidad a los que encarceló, por miedo a que se descubriera esta personalidad efímera, con una brillante y sonora armadura de alegría, bullicio y espectáculo, todo por no dejar entrever a los demás que, en el fondo, su autoestima había sido herida hacía ya muchos años hasta tal punto que él mismo se creía despojado de valor, talento y habilidad.

Sur era doloroso resultado de la manipulación despiadada de Norte.

Su vida iba pasando de manera pausada... avanzaba hacia delante en el tiempo pero Sur siempre tenía la sensación de vivir en el ahora, pertrechado en todo momento de esa protección que le hacía parecer despreocupado.

Sus hermanos habían seguido rumbos distintos y Sur, cariñoso y de buen fondo, siempre los observaba con anhelo y condescendencia desde la lejanía y desde esa posición privilegiada y peligrosa que le había sido adjudicada... la profundidad inferior.

Cuando llegaba la noche, en la soledad consigo mismo, Sur se lamentaba amargamente, por sentirse abandonado y relegado a un espacio no merecido. Sentía, en pequeñas dosis, que había sido utilizado y moldeado con la forma y el fondo que Norte, ambicioso y calculador, tenía planificado... pero con el amanecer de cada nuevo día, Sur olvidaba temporalmente sus amarguras y desempolvaba, inevitable, su armadura de alegría y festejo. Sur era fuerte, tenaz y vigoroso, más que el resto de sus hermanos... pero él no lo sabía.

Y así pasaba los días Sur... esperando perpetuamente a que sus hermanos fueran despojados de su ignorancia y regresaran, algún día, en busca de su origen sincero y noble, ayudándole entonces a despojarse de esa carcasa de ficticia efervescencia y acompañándose juntos en el camino del descubrimiento, fortaleciendo su interior, abandonando complejas emociones, mitos y desolaciones... uniéndose de nuevo para ser juntos Centro y poder por fin olvidar, para siempre, estos días en los que Sur... sueña y respira en eterna melancolía disfrazada de verbena y apoyo compartido.

Injusta vida la de Sur... donde se estampa vívidamente, desde los tiempos de Platón, el hecho de que la peor forma de injusticia es la justicia simulada.

______________




3 comentarios:

Menchu dijo...

Sin conocer a toda la familia, me aventuro a decir que Sur es mi favorito. Me encantan las descripciones del inicio y del fin del relato.
Me gusta mucho también la introducción de Serrat en su video.

Ya reflexionaré de una, cuando los conozca a todos.

Buen día, desde Centro!!! Je, je, je!! Desde el centro de la península, ya sabes!!

Aldabra dijo...

uno de los alumnos aventajados.

ahora Norte siente envidia.

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

... y la envidia, ya sabemos que es muy mala...
Un besazo