martes, 11 de septiembre de 2012

DÍA 49: Superhumanos

"¡¡Vivimos rodeadas de superhumanos!!"
Me dijo rotundamente.

Evidentemente tras tal aseveración y, siendo yo una persona absolutamente científica, empírica y objetiva... le pedí explicaciones al respecto así como disponer también de evidencias contundentes.

Fué en ese mismo instante cuando ella, airosa, sacó de su bolsito verde de exploradora una desbaratada cámara digital de color plateado...

"Mira los encontré aquí..
.. y aquí...
... y aquí...
... ¡y aquí tambien!..."







Despues de enseñarme con absoluto detenimiento aquellas capturas fotográficas (que no sé en realidad desde qué escondidos ángulos había logrado sacarlas para evitar ser descubierta...) ella continuó diciendome, con cierta irritación, mientras se colocaba elegantemente el casco safari...

"Tú también te has cruzado con ellos, pero tu incredulidad vital en los espectaculares talentos del ser humano hacía que no los descubrieses, lo cual les daba a ellos espacio suficiente en este mundo como para poder manejarse con absoluta tranquilidad... sabiéndose encubiertos. 

Cada día te has cruzado con superhumanos cuya fortaleza ante la vida derrumbaría cualquier muro...
superhumanos capaces de trepar y saltar por los más angostos y resbaladizos recobecos que las grandes ciudades, avergonzadas, esconden secretamente.... 

Cada día te has cruzado con personas capaces de crecerse enérgicas ante circustancias desoladoras...
... con héroes terrenales que, bajo incógnitas apariencias, salvan vidas altruístamente solo por el hecho de transformar esta bomba de relojería que es nuestro mundo... en un lugar mejor..."

La miraba perpleja... realmente en esta ocasión, como en tantas otras, no pude rebatirle su exposición...

"También existe la otra cara... los superhumanos con poderes negativos... 
... los villanos.
Malvados descorazonados.
Pero de eso hablaremos en otro momento, hoy hace un dia demasiado radiante como para ensombrecerlo...
¿Nos vamos a pasear junto al lago? 
Aún me quedan fotografías en la cámara y veo que también has venido cómoda... tenemos via libre para arrastrarnos por el suelo y no ser vistas..."

Aquella tarde, definitivamente, se abrió una realidad paralela ante mis ojos... pero esto, como en tantas otras ocasiones, será otra bonita historia...

____________________



2 comentarios:

M.G. dijo...

Los hay, de eso doy fe. Pero también es cierto que como no hacer ruido, como pasan por la vida de uno sin manifestarse, como son los más silenciosos, suelen permanecer ocultos a nuestra mirada. Sólo se necesita apartar a los que nos manifiestan su presencia, a los que se hacen notar y... ahí están, los silenciosos, esos son los superhumanos de gran valor.
Feliz día

Docecuarentaycinco PM dijo...

Absoluta y totalmente de acuerdo.
Creo que no me equivoco si aseguro que yo tengo la gran suerte de compartir la vida diaria con uno de esos superhumanos silenciosos ;).
¡¡FELIZ DÍA M.G.!! Muchas gracias por seguir siempre ahí :).