sábado, 8 de septiembre de 2012

DÍA 46: Recuerdos de ida y vuelta

Casualmente, o eso me gusta pensar, me la encontré en plenas vacaciones estivales. Sí, lo sé, demasiada casualidad... pero ya sabéis que ella es así... aparece cuando uno menos lo espera (y también cuando menos se desea...).

El caso es que había ido a pasar unos días a los Picos de Europa, en Asturias, al norte del país... necesitaba alejarme del mundanal ruido y no encontré lugar mejor que aquel para hacerlo.

Me alojaba en una tranquila cabaña de montaña donde compartía desayuno cada día con diferentes alpinistas que estaban de paso cruzando el Parque Natural de Este a Oeste.

Todo iba segun lo planeado...
... tranquilidad...
... silencio...
... evasión...

... hasta aquella mañana en la que, en plena travesía silvestre, llegando a uno de los impresionantes Lagos de Covadonga, me detuve para fascinarme con las sobrecogedoras vistas que ofrecía la naturaleza en esa parte del mundo...


 
 

Y fué precisamente allí, mirando y admirando aquel imponente paisaje... ensimismada observando la vida a través de un pequeño grupo de vacas que pastoreaban más allá de la falda de la montaña... donde la escuché, súbitamente, tras de mí: 

"¡Mira, son como tú con tus recuerdos de ida y vuelta!. 
Rumian y rumian recuerdos y evocaciones.
Como si nada más importara.
Como si nada más fuera a pasar a tu alrededor."

Salté asustada, no era para menos.

Al girarme... allí estaba ella... mirando al infinito... estando sin estar.

De pronto, regresó de donde fuera que estuviera dentro de su cabeza y, sin más explicación, dijo:

"Te espero arriba, aun queda bastante camino y no deberiamos esperar a que anocheciera...
¡se nos hará tarde!"

Y de este modo...
... se fue... caminando sosegadamente...

Y allí me quedé yo...
... ensimismada... rumiando palabras y emociones... rumiando recuerdos de ida y vuelta...

Como si nada más importara.
Como si nada más fuera a pasar a mi alrededor.

Con la única sensación que le queda a aquél que, impasible y estático, rumia evocaciones imposibles de ser digeridas...

_____________________



2 comentarios:

M.G. dijo...

¡ LO PICOS DE EUROPA! ASTURIAS.ESPAÑA. Paisaje idílico donde los haya, que haberlos los hay, sí, pero estos parajes....¡Qué Paz! Y las vacas que vienen a saludarte! Es increible lo bién que allí se está. Quiero volverrr.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Absolutamente de acuerdo, el lugar es MARAVILLOSO, un sitio con un encanto indescriptible, que te transporta a donde uno quiera. España es un pais magnifico, tiene riquezas incalculables, como los Picos de Europa.
Un beso enorme M.G.