jueves, 30 de agosto de 2012

DÍA 37: Antes del AVE los trenes tenían olor a madera

En mis tiempos de estudiante viajaba mucho en tren. Fuí, como muchos aprendices universitarios, "emigrante académico nacional".

Recuerdo que, a la espera de la llegada del convoy, solía comprarme en la estación revistas de contenido lejanamente relacionado con mi formación facultativa.

Llegaba siempre pronto a la estación, soy una persona obsesivamente previsora, lo que me permitía pasar lago rato en el abarrotado quiosco de libros y revistas seleccionando cuidadosamente mi compra de entretenimiento pasajero.

Al final, tras muchas idas y venidas de mi decisión indecisa, solía limitar mis elecciones a dos alternativas:

Opción A. Revistas de Historia, Investigación y Cultura 
Opción B. Revistas de Decoración, Diseño y Paisajismo

Ante la irresolución del conflicto y dado que el tiempo apremiaba agobiantemente por la llegada del ferrocarril... terminaba comprándome ambas opciones.


De la Opción A me gustaba leer artículos que, entre sus líneas, escondieran misterios indescifrables de la historia del hombre (cuanto más antiguo fuera el enigma, más atrapada quedaba mi curiosidad).

De la Opción B me gustaba dejar volar la imaginación... solo miraba las fotografías y me ensimismaba pensando que aquellos espacios simulaban realidades oníricas de mentes grandiosas.

La historia siempre terminaba igual... llegando a mi estación de destino acompañada por el aviso estridente del tranvia. La diferencia se encontraba en el recuerdo de cada viaje que descargaba en el anden junto a mi maleta... 

... cada trayecto era distinto, cada ensoñación y aventura, siempre acompañada de mis dos opciones impresas, eran especiales... y ahora, mucho tiempo despues, viajando en esta enclaustrada cabina de avión... recuerdo que antes, los trenes... tenían olor a madera y correría...

______________________

4 comentarios:

S dijo...

adoro viajar en tren. A diferencia de tu forma yo m decanto por observar. Ver la gente. Sus caras. Sus gestos. Donde iran? viaje de placer o laboral? q curioso el mundo del transporte.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Hola S!!!! Desde luego esto es un parcelita pequeña de lo que hacían en mis viajes en tren, casi 10 años estudiando a más de 300km de mi ciudad de origen dan para muuuchos viajes de ida y vuelta (aunque vivía en mi ciudad de estudios los viajes a mi casa eran más o menos continuos... menos de lo que me hubiera gustado, pero aun así viajaba muchisimo en tren y eran muchas horas de viaje). Leía, miraba, hablaba, pensaba, experimentaba situaciones divertidas, conocía gente e historias increibles, medía mi paciencia con los retrasos, lloraba, me enfadaba... he vivido muchisimas cosas en un tren, en este caso elegí la lectura, siempre me parió curioso que me decantara por revistas de diseño cuando nada tenían que ver (a priori) con mi forma de ver y vivir la vida (luego me he ido dando cuenta de que sí había un vínculo pero esa revelación ha sido con el paso de los años ;D):
¡¡FELIZ DÍA!!

Anónimo dijo...

Recordamos a una niña pequeña( 5 años más o menos) que echaba en falta viajar en tren y un sábado, convenció a su padre para hacer una excursión de ida y vuelta a un pueblo cercano, PERO EN TREN, claro.Fue una de las mejores mañanas de sábado que pasó, según dijo ella. ¿ Qué tendrá este medio de locomoción que engancha a pequeños y mayores?. Feliz día.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Hola Anónimo!! Primero decirte que si esa niña con 5 años (más o menos) ya echaba en falta viajar en tren es que apuntaba maneras y sabía lo que era bueno jejeje. Si además logró convencer a su padre para esa aventura, es que apuntaba más manera todavía!!
Realmente el tren tiene algo que no se sabe bien qué es... ¿será la sensación de estar entre dos espacios, entre dos tiempo? ¿la volatilidad? ¿la sensación de libertad?.. piensa que en el momento en el que uno está en el tren es como un tiempo sin planificar "no hay mucho más que hacer mas que dedicarse a uno mismo..." y eso es oro tal y como vivimos hoy la vida. Viajar en tren es lo más parecido, bajo mi punto de vista, a viajar en una máquina del tiempo (y eso que no he viajado en ninguna jajaja).
¡¡Un beso y Feliz Jueves!!