viernes, 3 de agosto de 2012

DÍA 10: Punto de apoyo

Transformar sueños en realidades tangibles, no es tarea en absoluto sencilla, sobre todo cuando esas realidades tienen más de espirituales que de tangibles.

El caso es que a mí ella siempre me había dado la sensación de que podía crear castillos en el aire a los que más tarde pondría los cimientos adecuados, convirtiendo así los sueños e ilusiones en realidades de forma y fondo. Esta ímproba tarea la realizaba con inusitado sigilo, como quien teje apacible en tardes de Otoño y a la primera llamada del Invierno ya tuviera la tarea realizada para su uso. 

Le gustaba la Historia y la Arqueología, por eso solíamos preparar con esmero excursiones matutinas para Domingos de mal tiempo. Nos montábamos en mi pequeño coche e íbamos en busca de restos de antiguas aventuras medievales, descubriendo pueblos escondidos o paisajes capaces de transportarnos en el tiempo y en el espacio.











Cuando encontrábamos el tesoro buscado ella se quedaba ensimismada mirando torreones, puentes, fosos, fachadas, muros, columnas, escalinatas, dinteles y un sinfín de detalles absolutamente imperceptibles para mi vista, creo que observaba estas cosas desde la inmensa emoción que produce un hallazgo muy buscado y eso le ayudaba a percibir cosas que yo, monótona de carácter, no lograba descubrir por voluntad propia.

Con la vista fija en el paisaje y la mirada fija en su corazón ella musitaba: 

"Toda gran construcción requiere de dosis extraordinarias de esfuerzo y sufrimiento. Inmediatamente después de completar una parte de lo soñado en los planos, y en plena celebración por el logro alcanzado, ya hay que estar pensando en la siguiente fase. Además, te aseguro, que para construir este castillo, desgraciadamente hubo muchas bajas y dolor... ¡pero míranos, ahora estamos disfrutando de su belleza y admirándonos de su creación!. Su esfuerzo valió la pena... aunque probablemente ellos nunca llegaron a saberlo"

Nunca me atreví a preguntar si su sentencia era fruto de experiencias propias o, simplemente, hacía alusión a elementos de Historia y Arquelogía... de esas que a ella tanto le gustaban. 

Nunca tuve la valentía de indagar un poco más y descubrir si ese pensamiento lo aplicaba únicamente a la realidad que observaba ante sus ojos o si, en realidad y de manera metafórica, lo que pretendía decirme es que para lograr un sueño cuyos pilares se construyen desde el corazón, primero hay que pasar por adversidades y caminos oscuros.

Sospecho que  la respuesta la sé hace tiempo, pero me niego a creerla... ya sabéis que no soporto verla sufrir... se me rompe el corazón... 
___________________

TE QUIERO MUCHÍSIMO


3 comentarios:

M.G dijo...

GRACIAS.Megusta como reflexión para hoy y para todo el fin de semana. Pronto me relajo, llegan las vacaciones, pero allá a donde me desplace intentaré enchufar tu espíritu y energia diaria, que aunque quizás no la necesite por estar disfrutando de un descanso merecido, seguro que me reconforta. MUCHAS GRACIAS.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias M.G!!
Disfruta de las vacaciones y, si tuvieras la suerte de encontrarte con castillos y ciudades medievales (seguro que si)... DISFRUTALAS POR MI!!... que ya estoy de nuevo trabajando ;).
Al regreso nos cuentas como fue todo.
Un beso!!!

M.G dijo...

Hecho. Dalo por seguro.Fijo que alguno y alguna de ellas se crucen en mi camino y lo compartiré. Un abrazo.