lunes, 20 de agosto de 2012

DÍA 27: El corralito

Hacía días que había pedido en el trabajo este Lunes como día de descanso. Me encontraba realmente agotada, en cuerpo y alma, y necesitaba hacer una pequeña parada en el camino para repostar energía y retomar la senda con fuerza renovada.

El caso es que, en mi afán de mantener la mente lo más dispersa posible, decidí zambullirme en internet sin previo aviso y sin plan de viaje establecido. Que los mares y mareas digitales me llevasen a donde ellos desearan... sin buscar orillas en un mapa de ruta. 

El punto de arranque de mi viaje "internestelar" fue una de mis webs favoritas The Cool Hunter.

Ahí las corrientes digitales tomaron el timón derivándome a otros mares, todos ellos diferentes, algunos peligrosos, otros emocionantes, otros aburridos... digamos que tuve una travesía realmente ecléctica y sin tiempo para la monotonía.

Me encontraba ensimismada en mi periplo ciberespacial cuando, espontáneamoente, surgió una ventanita rectangular en la esquina superior izquierda de mi pantalla...   

Efectivamente, allí estaba ella de nuevo, distrayéndome de mi navegación... paciencia...

"Buenos días cibernauta, ¿cómo te encuentras hoy?..."

Fue imposible ignorarla, ella es lo suficientemente inteligente como para saber qué decir en cada momento y enredarte en sus objetivos... así que, abandoné frustrada mi periplo de navegación independiente y mantuve con ella una conversación animada sobre vivencias y experiencias superficiales, propias y ajenas (recuerdo que llegamos a comentar las aventuras amorosas que aparente y alegadamente tenía la vecina del quinto...).

Antes de despedirnos le pregunte curiosa por qué no vino a casa a tomar la merienda y charlar de manera distendida en persona, ella fugazmente me respondió:

"Me parece mucho más atractivo charlar por esta ventanita virtual, siempre me ha dado la sensación de que las ventanas de comentarios y de chat son como aquellos antiguos corralitos, ubicados en patios interiores donde cada día las vecinas se asomaban a sus ventanas para comentar animada y animosamente los últimos sucesos del barrio.
Ya sabes, ¡hay que adaptarse a los tiempos modernos!..."

... e inmediatamente su ventana desapareció de mi pantalla, imagino que tendría que poner la colada o regresar a su rutina diaria... aunque creo que ella de rutinas no entiende demasiado...



4 comentarios:

S dijo...

La nueva era que buena es. Creo que las relaciones se distorsionan. El tono lo veo importantisimo para no crear una imagen falsa de una persona.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Efectivamente S, como todas las eras y sus innovaciones hay puntos bueno y otros no tanto. No hay diferencia, en las relaciones personales, en comparación con el correo, el telégrafo o incluso el teléfono... en lo que hemos mejorado es en la rapidez de la emision y recepcion de respuesta, ahora vivimos todo mucho más rápido!!

Lo que jamás debería cambiar es el respeto con el que nos tratamos... pero eso ya es otra historia.

Me alegro que te haya gustado, espero verte más por este corralito ;D.

Un beso enorme y ¡feliz dia!

Aldabra dijo...

nada hay como lo real, desde luego, pero lo virtual también es muy importante, hay que darle el lugar que se merece.

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡¡Así es Aldabra!! Todo depende de cómo lo usemos.
Un beso muy fuerte y ¡¡FELIZ DÍA!!