miércoles, 25 de junio de 2014

DÍA 700: Emociones oscilantes

Y aunque lo observe todo bajo el bamboleante movimiento de una cabeza mareada,
las calles, los campos, la vida y las gentes de mi tierra siguen siendo la misma maravilla que añoro con desgarro cuando me encuentro al otro lado.
 
El jet lag me tiene atrapada en una corriente continua de idas y venidas.
Todavía no me acostumbro.

Dicen que hasta dentro de una semana no sentiré que tengo solidos mis pies sobre la tierra, que será entonces cuando dejaré de mecerme como si me encontrara en un infinito columpio tambaleante, pero yo no quiero dejar escapar ni un minuto de este regreso.
Decidí hace mucho tiempo no permitirme tal descalabro.
 
La noche hoy me dio  tregua y desperté a una hora coherente para Tierra de Origen, eso, sin duda, me dará fuerza para continuar disfrutando de este sueño del que por el momento no quisiera despertar.
 
Así pues, a dos días de haber cruzado el charco retornando al lugar donde crecí, os digo, amigos y amigas, que todo, menos mi cabeza, está como debe estar.
 
Buenos síntomas.
 
Sigamos adelante, todavía falta lo mejor.
 
¡Feliz miércoles!
 
http://media-cdn.tripadvisor.com/media/photo-s/01/3e/9f/d8/vitoria-gasteiz-euskadi.jpg
....................
 

2 comentarios:

M.G dijo...

Deseo que todo vaya bien, que disfrutes de todo cuanto te rodea lo más densamente posible y que se vayan cumpliendo tus objetivos con pausa para que los degustes a fondo.

Preciosa esa tierra tuya,eh?.

Un abrazo.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias por tus palabras M.G., veo que estás acompañándome en este viaje puntualmente, me alegro mucho :).
En cuanto a la belleza de mi tierra... ¿qué puedo decirte que no sepas ya? Si no la conoces "en persona" te animo a que sin duda te des una escapada, es belleza pura.
Un beso y feliz día :).