miércoles, 21 de mayo de 2014

DÍA 665: Cuando sientas que vas a rendirte

Como ya he compartido en ocasiones anteriores, opino que una de las cosas buenas de las redes sociales es que, cuando menos se espera, te puede llegar un pensamiento agitador a la retina que produzca un efecto en cadena imparable en la cabeza y el corazón.

Ayer fue exactamente esto mismo lo que me sucedió cuando una persona extraordinariamente bella de corazón, una luchadora nata e incansable, compartió esta imagen que fue reaccionaria en mi interior...
La verdad es que aquellas sencillas 11 palabras aisladas, al componerlas de tal magistral manera, supuso para mi una melodía reflexiva que no he querido dejar de compartir hoy con vosotros.

No puedo estar más de acuerdo con el pensamiento. Cierto es que no siempre mirar hacia atrás calma el dolor, el desgarro o la angustia, pues como todo en esta vida cada momento tiene su caricia al alma indicada, no todo vale para todo. Sin embargo, en muchas ocasiones, cuando uno se pierde en los sinsabores del laberinto emocional, entre miedos, dudas e incertidumbres ante un reto que se ve y se siente más monstruoso de lo esperado, mirar el origen de verse en esa situación ayuda a sentirse especialmente reconfortado. 

Buscar fuerzas y refuerzos ante la frustración surgida en una lucha contra molinos no es tarea fácil, pero sin lugar a dudas no es algo imposible si uno, con total sinceridad y compromiso, tiene intención de continuar el enfrentamiento (que la mayor parte de las veces no es contra los molinos en sí, si no contra uno mismo y sus propios miedos).

Y es que todo esto tiene un término claramente acuñado, no es otra cosa que nuestra querida motivación.

De nuevo aparece por esta ventana la imperecedera motivación. No minusvaloréis el increíble poder de la motivación, es algo extraordinario y sorprendente, así que si para recuperar el origen de la misma uno debe hacer un viaje al pasado y traer al presente los motivos originales... ¡adelante!... toda táctica es buena cuando lo que se desea es restablecer respuestas ocultas por nosotros mismos con el paso del tiempo y pode seguir así hoy la batalla contra nuestras propias preguntas desmotivantes convertidas en molinos de viento inexistentes.

¡Que tengáis un día fantástico y lleno de motivantes reminiscencias!.
......................

2 comentarios:

AMA dijo...

Esta canción y la de Serrat de Hoy puede ser un gran día.... Son mi despertador diario.Siempre están ahí, conmigo para darme el empujón de ánimo diario.
Gracias y ánimo, un curso se va y otro viene. La vida es un ciclo que se repite, con matices, sí, pero se repite. Todo pasa y TODO LLEGA, y lo nuestro es pasar, pasar haciendo camino, camino en el andar.....

Muchos besos y muchas ilusiones para lo nuevo por venir.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Igual para vosotros. ¡¡Feliz día!! :)