jueves, 23 de octubre de 2014

DÍA 754: Octubre de 2014

http://edu.jccm.es/cp/sisius/index.php?option=com_content&view=article&id=589:octubre&catid=45&Itemid=123

 Un apagado con encendido.
Un va y viene.
Un salgo y vuelvo a entrar.
Un estoy sin estar.
Un octubre complicado.

Una temporada de caos dilapidante.
Un echo de menos la musa e inspiración.
Un reloj de arena roto.
Un tiempo continuo y absorbente.
Un octubre de vorágine heredada.

Una ventana medio abierta.
Una casa deshabitada.
Una capa de polvo e incuria.
Un recuerdo y añoranza entre las venas.
Un octubre de pena en mi cabeza.

Una ristra de 9 días de calendario.
Un 23 del 10 en la agenda.
Un regreso inesperado.
Una incertidumbre que inquieta.
Un octubre de luces y sombras me acecha.

.....................

6 comentarios:

M.G dijo...

Bien retornada seas, gracias.
Es un placer saber que continuas, aunque ahora sea solo cuando puedes y por lo visto la carga de trabajo no te lo está poniendo nada fácil.
Animo, que como habrás visto, estés o no estés, nosotros seguimos llamando a tu ventana, que ya es un poco nuestra.
Animo y un fuerte abrazo.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Muchas gracias M.G. La verdad es que me reconforta enormemente saber que seguís apoyándome aun a pesar de mis temporales abandonos.

Ciertamente esta temporada está siendo bastante terrible como podéis intuir, pero intento sacar huecos para no desfallecer (personal y virtualmente). En el equilibrio forzado está la clave.

Gracias de nuevo por vuestra presencia. Vosotros también estáis continuamente presentes en mi pensamiento, aun cuando no pueda publicar cada día.

Esperemos que pronto todo se estabilice.
Un beso enorme y GRACIAS.

Susana dijo...

Te seguimos cuando estas y te añoramos cuando faltas, pero siempre estamos esperándote. No se sí es un consuelo o no pero mi octubre ha sido también así....pronto las aguas volverán a su cauce, ya lo veras. Mucho ánimo de una de tus más fieles seguidoras

Luis Francisco de Castro Llera dijo...

Una vez me dijo alguien que practicar el desapego es bueno para el estómago, pero día a día compruebo que el desapego practica conmigo. Desde que tengo esa sensación, intento esquivar mi debilidad por determinadas personas. En tu caso, tengo verdaderas dificultades.
Un beso.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Queridísima Susana, con tus palabras realmente me siento reconfortada. Saber que seguís ahí con tanto cariño e incondicionalidad me hace sentir calmada... que no es poco.

No imaginas el valor de tus palabras, tanto para ayer, como para hoy y para mañana.

AGRADECIDA es poco... muy poco.

Espero seguir cumpliendo expectativas, sobre todo para, egoistamente, continuar recibiendo yo misma todo ese cariño y paciencia que me transmitís a través de lo que muchos llaman pantalla... yo prefiero llamarlo conexión de vidas.

Un besazo ENORME. Se muy feliz ;).

Docecuarentaycinco PM dijo...

Queridisimo Luis Francisco... me ponéis realmente difícil poder daros una respuesta coherente que no se vea afectada por la emoción en mi entrañas. Me dejáis sin aliento con vuestros comentarios. De verdad.

En tu caso no se ni qué responder a un comentario tan halagador. Aun sin conocer en piel y hueso quiero que sepas que agradezco INFINITAMENTE tus miradas furtivas por mi ventana, ese aprecio que desprendes en tus comentarios, tu paciencia y tu tiempo... que es lo más valioso.

GRACIAS INFINITAMENTE. Gracias de parte de todo mi corazón.

Yo también os echo de menos cuando no estáis (cuando no estoy...). Mucho de menos.

Besos, ánimo y esperanza. SEGUIMOS ADELANTE!