viernes, 28 de marzo de 2014

DÍA 611: Falta la pieza clave


Mi cabeza está llena de diálogos en paralelo entre emociones y recuerdos.
Ensordecedoras conversaciones que buscan resolver infinitos misterios.
El espíritu encogido, apretado en el puño del desconsuelo.
 
Mi cabeza rumiante gira y gira envolviendo desgastados pensamientos.
No hay palabras, no hay sentido común, solo estruendo, agitación y silencios.
Carreteras abandonadas que guían mi búsqueda de justificación forzada.
 
Mi cabeza es un enjambre, un laberinto bajo la tierra, un puzzle, una maraña perturbadora.
Los días me balancean, me mecen en movimiento oscilante,
mientras los coloquios de mi cabeza buscan salida entre sentimientos discordantes.

Mi cabeza enloquecida, mi cabeza en rotación constante, mi cabeza batida, mi cabeza desquiciante.
Gira y gira desbocada a través de semanas replicadas, gira y gira embravecida,
gira y gira mi cabeza descentrada.

.................

2 comentarios:

M.G dijo...

Qué bonito poema y qué bien has descrito esa sensación que creo que en algún momento todos hemos sentido.
Seguro que el centrifugado pronto pasará y volverá a estar dispuesta para nuevos devenires.
Animo y Fuerza para seguir.
Besos.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias una vez más M.G.
Un abrazo y un beso desde Tierra de Acogida.