jueves, 27 de febrero de 2014

DÍA 582: Desde lo más alto

http://geonopia.com/2011/10/08/probablemente-el-mejor-video-del-colapso-de-un-acantilado/

Me envuelve el viento sutil y susurrante, sedoso.
Acaricia mi cara con intención vespertina.
El mar se mece bajo mis pies cansados, alejado.
La piedra chirría cortada por el agua y lo invisible, 
quejido delirante.
Sobrecogida respiro colmada de vida y sueño.
Admiro la magia de un mundo prohibido, infinito.
Agua, cielo y viento empequeñecen mi alma, 
mi insignificante existencia.
Mis ojos se cierran aturdidos, abrumados...
y escucho entonces el eco de la esencia.
Sentido de vida, natural condición,
regalo interminable por siempre desconocido.
Desde lo más alto admiro, turbada por la emoción,
la belleza indescriptible de sentirse vivo, en paz, tranquilo.
Es el latir continuo del viento sobre el acantilado de mi corazón.

....................

¿ME AYUDARÍAS A CUMPLIR UN SUEÑO? 

¡ES MUY SENCILLO!

1. Si te gusta 12:45pm puedes darme tu voto registrándote en el Periódico 20 minutos. Puedes hacerlo en este enlace:

2. Una vez registrado/a puedes regalarme tu voto en mi categoría (Blogosfera) haciendo click aquí:

El voto se emite dando al cuadro azul que verás donde pone "Vota a este blog" (no es donde las 5 estrellitas color azul)

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!
..................

6 comentarios:

Ro dijo...

Izaskun! yo estuve en los acantilados de Moher. Fue una de las experiencias más increíbles de mi vida. Con decirte que me daba tanto miedo asomarme al borde que acabé tirándome al suelo y arrastrándome como una croqueta hasta que llegué, jaja!
Claro que te voto ahora!
Mil besitos guapita ;)

Docecuarentaycinco PM dijo...

Jajajaja, ¡ay Ro! Te imagino y tuvo que ser una imagen consternadora. Aún así estoy segura de que guardas esa experiencia como una de las más impactantes de tu vida (de las que provoca la naturaleza quiero decir).

¿Sabes? Desde pequeña siempre he soñado con una casa en lo alto de un acantilado... sueños imposibles, ya sabes, pero aún así me gusta seguir soñando en ellos.

Un besazo enorme, gacias por tu voto y mil gacias por tu visita.

¡Feliz jueves!

Esteban dijo...

Preciosos versos. Nunca imaginé el corazón como un acantilado, pero tienes razón: algunos sentimientos dan vértigo.

También me gustó mucho el vídeo, me encantan los acantilados. El comentario de Ro me hizo reír, y también me recordó que cuando el periodo de instrucción, en la mili, un sargento nos decía que se nos daba un uniforme de faena para que nos arrastrásemos por el suelo como reptiles."

Un abrazo y más ánimos (por si acaso).

Docecuarentaycinco PM dijo...

Ay Esteban es que Ro es mucha Ro ;).

Me alegra que te haya gustado la publicación, aunque sublimar a versos lo publicado me da, nunca mas apropiado, algo de vértigo.

La verdad es que a mi siempre me han ataído apasionadamente los acantilados, logran recordarme la pequeñez del ser, ayudan a poner nuestros "agrandados" pies en en la tierra. La naturaleza es maravillosa.

Yo no he hecho la mili, pero también me he arrastrado en numerosas ocasiones ;).

Un abrazo ENORME y ¡feliz viernes amigo!

Mr. M dijo...

Y yo que soy del tipo "culo veo, culo quiero" tendré que hacerme un viajecito hasta Irlanda, que ya me has metido el gusanillo dentro.Creo que sería una experiencia, sentarme allí y leer tu poema.
Si alguna vez lo hago, me grabo en vídeo y te lo mando.

Un abrazo!

Docecuarentaycinco PM dijo...

En ese caso Mr.M seía todo un honor la lectua como ya es un honor que eleves a poema lo que hoy salió disparado por mi ventana.

En cuanto a tu promesa de grabarte... queda escrita, me encantaría verte en acción sobre unos imponentes acantilados. Espero que te animes pronto ;).

Un abrazo y ¡FELIZ SÁBADO!