sábado, 28 de julio de 2012

DÍA 4: Mientras hay vida, hay esperanza

Celebrar es una de las cosas más satisfactorias que existe en la vida y si la celebración es en familia la satisfacción se transforma en euforia y plenitud.

Ella me solia decir, siempre tras un eterno suspiro de melancolía, que las circunstancias le habían llevado este año a vivir en la lejanía de sus seres queridos, y que por ese motivo no podría celebrar muchos eventos famliares que, en otras ocasiones, habían sido vividos con gran intensidad rodeada de cariño y emoción.

Solía sincerarse mientras dábamos buena cuenta de ese vino blanco que tanto le gustaba tomar recién sacado de la nevera, Riestling creo que solía llamarlo con buena agilidad lingüística... yo personalmente jamás fui capaz de pronunciarlo a la primera...



Hablábamos de la distancia, la morriña y la melancolía... éramos un mal fado portugués aquella tarde de verano caluroso en el trópico... de pronto cerró los ojos (confieso que me pareción verla contener las lágrimas)....

"Este año no podré estar presente en mi cumpleaños favorito. El que más disfruto. El que con más cariño solía preparar años atrás..." 

Suspiramos... ella por la pena, yo por empatía... aproveché para llenarnos las copas de Roesliendg... y añadió heroicamente... 

"... pero nunca, ¡jamás!, ni la distancia ni la pena, ni el tiempo ni el espacio, lograrán arrebatarme el poder de sonsacar esa sonrisa de alegría que adoro ver tatuada en su cara. No importa que no la presencie, no importa que el correo postal llegue fuera de la fecha establecida... ¡¡tendrá su regalo y podré, una vez más, dormir con la satisfacción que supone hacer feliz a una de las personas que más quiero en esta vida!! ¡¡HE DICHO!!"

... y se sentó.

La conozco demasiado como para poner en duda sus palabras, así que me levanté y la animé a brindar, consensuando así nuestra amistad y celebrando su decisión... ¡¡su hermana tendría la sonrisa tatuada que merecía un año más!!

Tres días despues me dispuse a salir de casa, como cada atardecer, para pasear cerca de las orillas del río. Al salir del portal... allí la vi de nuevo, sonriendo con picardía, con unas cuantas fotografías en su mano... 

"Lo logré"
 
Le sonreí y la admiré, no puedo hacer otra cosa cuando encuentro en su mirada esa fortaleza que no soy capaz de hallar en mí. Fortaleza que le ayuda a remar en mares tormentosos y salir indemne, al menos eso me parece, pero con ella nada es seguro...


 
 

 _______________________

¡¡¡MUCHAS FELICIDADES CUMPLEAÑERA, DENTRO DE UNOS MESES PODREMOS CELEBRAR JUNTAS!!!

6 comentarios:

Ixone dijo...

Bieeeeen!! Mi entrada!!!! Pues lo conseguiste porque todo me gustò un montòn!!! Ahora voy a usarlos durante la semana de vacaciones!!! Y hoy pondré la canción de fashionista para q este pueblo la conozca :) MUCHAS GRACIAS!!! Ah! Y claro q lo celebraremos en persona!!

Docecuarentaycinco PM dijo...

No imaginas lo que me alegra que te gustara todo ;).
Disfrutalo y vete pensando cómo lo celebraremos (que para entonces ya habrá un montón de cosas por las que celebrar...).
UN BESAZO y DISFRUTA DEL SABADO!!!
(Muchas saludos a todos por allí... pon la música alta y ¡¡A DEJARSE LLEVAR!!... no olvides los zapatos de tacón rojo ;D)

M.G dijo...

Es alucinante ver cómo una cosa,una situación, tan íntima y personal la has sabido reflejar de forma que nos interiorice e impatice a los demás, posiblemente porque ahí, en esa circunstancia ya hayamos estado. Me parece que lo que pones y es más, cómo lo expresas, es fabuloso. Te seguiré y seguré, y porfa, sigue así, me gusta.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Una vez mas... cabeza gacha... mejillas sonrojadas y... GRACIAS!!! Me alegro (no te imaginas cuanto) que os guste.
Un beso ENORME!!!

Aldabra dijo...

felicidades a la cumpleañera... hay que celebrar todo lo que se pueda y más.

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

Así es Aldabra... creo que las expectativas de ambas quedaron cubiertas con el regalo ;). ¡¡Eso sí, más adelante se celebrará todo junto!!
Un besazo