miércoles, 25 de julio de 2012

DÍA 1: El tiempo es oro

Curiosamente, eran muchas las ocasiones en las que a ella no le gustaba empezar por el principio sino por el final y eso solia terminar siendo un problema para los demás.

Esta ocasión no podía ser diferente, y decidió empezar contando el final de la historia, que resultaba ser, bajo su punto de vista, tremendamente más interesante que el resto. Al fin y al cabo, era de las que pensaba que lo que somos hoy muestra un resumen rápido de lo que hemos ido siendo a lo largo de los años. Una muestra viva y dinámica que cada segundo va cambiando porque se enriquece y crece con la experiencia del momento. En definitiva, la fachada que mostramos hoy al mundo es el prólogo vivo que antece a las páginas del libro de nuestra vida.

Por eso decidió, dando pequeñas pinceladas, empezar por el final, que resultaba sin duda enormemente más interesante, bajo su punto de vista...

En el preciso momento en el que ella me narraba su particular visión del mundo, y que yo iré retransmitiendo fielmente a través de esta pantalla, me mostró esta imagen y me dijo.


"El final de la historia no es otro más que este. 5:30am, ahora mismo mi retina recoge esta imagen, porque así es el amanecer del día de hoy, 25 de Julio de 2012. Diferente. No es mejor ni peor, no es gris ni luminoso, silencioso o rudioso... es diferente. Simple. Ese amanecer me trae al recuerdo, como cada mañana, otros amaneceres en mi vida, en otros lugares, con otras personas... pero siempre un sentimiento parecido: este amanecer representa la portada del capítulo de hoy. Por eso quiero que ésta imagen sea la mejor de todo el libro... mañana será otro día y ya veremos qué nos depara...".

Mientras seguía hablándome sobre nubes de polvo del Sáhara, ondas tropicales y, creo recordar, algo de cambios climáticos y la incertidumbre del tiempo en cada segundo que es vivido desde este punto geográfico del mundo... yo no podía dejar de pensar... No pude evitar recordar que el tiempo es oro, y que muchas veces hacemos uso de él minimizando su gran valor. Muchos recuerdos llegaron a mi cabeza y decidí entonces realizar un exhaustivo examen de vida, empezando eso sí por el final, y me prometí a mi misma que el prólogo de mañana sería la antesala de todo lo que está por venir... A ella así le hubiera gustado que fuera.


9 comentarios:

Maria Luiz dijo...

Felicidades guapa, me ha encantado.
Lectura diaria,ya soy seguidora.
Besitos....

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias Maria, puedes mirar por mi ventana siempre que quieras, estará abierta para ti... ya eres invitada y residente!!
Un besazo enorme.

bel dijo...

por aquí me quedo... me has enganchado, quiero más!!!

bel dijo...

por aquí me quedo... me has enganchado, quiero más!!!

Docecuarentaycinco PM dijo...

Bienvenida, nos alegramos que te quedes cerquita!!!
Un beso muy fuerte

Anónimo dijo...

Ufff!!! PRECIOSO!!!

PATRICIA

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias Patricia ;)

Aldabra dijo...

me gustará acompañarte en tu viaje bloguero; llevo desde el 2007 (ahora mismo estoy de vacaciones blogueras) y la experiencia ha sido maravillosa...

conocí a personas estupendas, y no sólo en el mundo virtual, también he traspasado esa frontera, no hace muchos días todavía conocí a una amiga bloguera valenciana... y me hizo taaanta ilusión... compartimos confidencias, nos abrazamos, fue muy bonito y emotivo.

la imagen que has escogido como avatar ya dice mucho de ti.

te deseo lo mejor.

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

Bienvenida Aldabra!!! No sabes la ilusión que me ha hecho amanecer hoy con tu cmentario (y más viniendo del Blog de Demo, a quien admiro y adoro en las mismas dosis).
Esta aventura lleva años dando vueltas en mi cabeza, pero mi mal es el de mucho... falta de tiempo. Me he animado ahora que tengo unos días de vacaciones... pero no se qué será de mi a partir del Lunes que vuelvo al trabajo (y el mio, como el de mucho... es realmente intenso...).
Confio en que os guste lo que vaya publicando... No dudéis en decirme lo que estiméis.
Gracias por tus palabras, por mirar por mi ventana y por compartir tu experiencia, espero y confio que sigamos hablando por esta otra ventanina (al fin y al cabo, la ventana de los comentario se parece mucho a esa ventana que da al patio interior del vencindario ;D).
Un beso ENORME desde el otro lado del "charquito"!!