sábado, 31 de octubre de 2015

DÍA 793: 31 de octubre de 2015: Halloween, el regreso de los desaparecidos

https://lanostalgicacoctelera.files.wordpress.com/2015/03/regresar-a-casa.jpg

No fue casual mi ausencia. Tampoco fue fácil.
 
2015 llegó como un terremoto a mi vida. Se suponía, allá por el mes de diciembre de 2014, cuando uno comienza a fantasear con lo que el nuevo año le deparará y hace sus planes con una ingenuidad y una imprudencia absoluta, que este año al que le faltan (gracias a Dios y al paso de las hojas del calendario) tan solo 2 meses para echarle el cerrojo, iba a ser uno para cumplir algunos sueños. Se suponía, según la teoría sin fundamento en la que vivía hace 12 meses, que este 2015 iba a ser un año bueno y condescendiente.

Nada más lejos de la realidad, queridos y queridas.

Aunque no venga especificado en ningún manual de blogs de escritura loca y descocada, personalmente me siento en la necesidad de dar alguna explicación a mi ausencia… por pequeña que sea, la explicación, no la ausencia.

Hoy al fin puedo deciros que el lunes 26 de enero de 2015, a tan solo horas de mi regreso a Tierra de Acogida después de haber disfrutado de las Navidades al otro lado del océano, tuve inesperadamente mi primera visita médica de este annus horribilis. Ese día se abrió la puerta a una procesión médica que me ha tenido en vilo durante muchos (demasiados) meses.

Os cuento que esa primera visita del 26 de enero tuvo un motivo relativamente liviano (eso lo se ahora)… porque lo verdaderamente duro llegó en otra cita de rutina un día del mes de febrero para olvidar en lo más profundo de mi recuerdo emocional.

Ese día, tachado hoy en rojo en mi calendario de fechas abandonadas, tuve una visita de rutina al médico que acabó en llanto y desconsuelo. Fue mi jueves negro.

El caso es que ese día abrió la puerta a muchos meses de pruebas, incertidumbre, noches de insomnio, lágrimas, tratamientos dolorosos, almas rotas y un sinfín de cosas más que suelen suceder cuando alguien está en un proceso de salud delicado.

Sí, todo esto pasaba mientras yo procura seguir con cierta normalidad trabajando con coherencia en mi vida diaria e intentaba asomarme cada madrugada por esta ventana que es nuestra casa. Mi refugio.

El caso es que llegó el día en el que, por fin, pude poner en mi agenda personal la fecha de la cirugía. En el mes de mayo decidimos, por conenso y de mutuo acuerdo entre el médico, mi salud, mis temores y yo, que el jueves 9 de julio de 2015 sería mi operación.

El mes de mayo fue igual de difícil que el resto de los meses del año y aunque os aseguro que procuré continuar con las publicaciones por esta nuestra ventana, la realidad es que las cosas dentro de mi cabeza se hicieron demasiado complejas.

Decidí esconderme durante unos meses.

Y así os cuento esta historia de abandono temporal. Debo confesar que os he echado tremendamente de menos, pero no me veía con fuerzas para tratar a 12:45pm como merece, para darle el mismo cariño y respuesta que él me ha dado a mi durante mucho tiempo, para enfrentarme a una pantalla en blanco que, como un arma de doble filo, me sirve de catarsis y al mismo tiempo de exploración a las profundidades más reflexivas.

En fin, cosas del pasado. 

Hoy, 31 de octubre de 2015, día de Halloween por estas latitudes del mundo, como si fuera el retorno de los muertos, como si fuera una celebración a lo más oscuro y oculto, como si no importara nada y el mañana nos abriera la puerta de nuevo, hoy, regreso.

Yo pienso celebrarlo, el regreso, no esta festividad de disfraz y caramelo que me ha llegado en la vida como una conmemoración postiza. Así que si deseáis uniros, aquí hay sitio para todos. Esta siempre ha sido vuestra casa.

Me alegra mucho veros de nuevo. Nunca me olvide de vosotros. Nunca me olvidé de mi misma en el camino, aunque las cosas no hayan sido fáciles… pero en eso consiste la vida: 

PASE LO QUE PASE, PESE LO QUE PESE… ¡ADELANTE SIEMPRE!

PD. La operación fue todo un éxito. Hoy de aquello tan solo me queda una cicatriz de guerra y una fortaleza renovada

.............................................


6 comentarios:

M.G dijo...

Gran sorpresa la de hoy. Me conecto y encuentro que has vuelto!!!!
Cómo te echaba de menos, amiga.
Qué suerte para todos que tus grandes males hayan quedado muy lejos.
Gracias por volver.
Hoy es un gran dia para celebrar !!!!

Esteban dijo...

¡Qué bueno que volviste!
¡Cuánto me alegro! E infinito que estés bien y se haya pasado ese tremendo susto.
Te diré algo que tuve la suerte de que me dedicasen un par de veces en mi vida en situaciones muy diferentes; la primera vez fue una mujer, la segunda un hombre. "Dios te tenga en el hueco de su mano".
Un fuerte abrazo.

(Voy a celebrar, no tengo un rioja alavés a mano pero sí un vino catalán muy digno, ¡va por vos!)

Cuentón dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta.

Docecuarentaycinco PM dijo...

M.G. gracias por tu mensaje y tu paciencia. Como ves me decidí a volver y si vosotros habéis quedado sorprendido por este repentino regreso, yo no lo estoy menos al ver que seguís fieles e igual de felices. Que la celebración dure por mucho tiempo!
Que tengas un maravilloso día, semana y mes… como mínimo.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Queridísimo Esteban, que alegría leerte de Nuevo por aquí. De verdad que los regresos así te llenan de una energía indescriptible… si tenía alguna mínima duda de si seguiríais visitando mi casa tras tantos meses de ausencia repentina, ahora ya no queda rastro de ella. GRACIAS por tus palabras de ánimo y por tu celebración de brindis y felicidad. Que duren por mucho tiempo esas cosas en alto y a adelante siempre!
Gracias también por compartir tan hermosa frase y sentimiento… quien diga que el ciberespacio es frío e insolente, es que no os conoce a ninguno de vosotros.
Gracias por tu paciencia y por saber esperar… confío que la vida me de una tregua para poder seguir adelante con mis añoradas publicaciones.
Un abrazo muy fuerte amigo!

Docecuarentaycinco PM dijo...

Muchas gracias Cuentó... yo me alegro tanto de volver que no tengo suficientes palabras de agradecimiento.
Ahora espero que tengamos mas tiempo para seguirnos los pasos por aqui.
YO tambien os echaba de menos... y lo sabes ;).
Un besazo enorme.