viernes, 29 de mayo de 2015

DÍA 792: HIbernación

El 6 de abril cerró los ojos durante unos breves segundos. Tan solo quería mantener la calma y buscar de nuevo ese punto de apoyo que le ayudara a seguir adelante... 

... "será solo unos segundos" se dijo así misma, así que lentamente cerró los párpados, dejando su mirada perdida en el infinito, luchando contra el viento que le azotaba el rostro con fuerza desde el ventilador imparable.

Cuando la oscuridad interior la envolvió con su eco recalcitrante, contuvo la respiración, pensando que así lograría hacer desaparecer de su agitada cabeza todo lo que desde hacía meses rumiaba sin descanso día y noche.

"Será solo unos segundos" repetía anquilosada... "tan solo unos segundos".

Recobró la conciencia con una estremecedora bocanada de aire, sentía el ahogo de haber estado demasiadas semanas en hibernación inconsciente. Abrió súbitamente los ojos y miró a su alrededor.

Nada había cambiado, el aire seguía golpeando su cara, amanecía, el sofá negro la sostenía resignado y el ordenador continuaba encendido con el cursor parpadeando a mitad de un párrafo.

Todavía con asfixia, respirando agitada y con el corazón palpitando al ritmo del cursor parpadeante, desplazó su mirada hacia la esquina inferior derecha de la pantalla...

"5:30am... 29 de mayo de 2015" susurró consternada.

Había pasado más de mes y medio desde aquellos segundos, tan solo unos segundos, en los que se sumergió con la esperanza de encontrar consuelo al caos al que la realidad había decidido someterla.

Nada había cambiado... tan solo el tiempo y, tal vez, las miles de cosas que sucedieron durante su ausencia.

Con calma movió sus manos hacia el teclado. El cursor parpadeaba con más rapidez que antes, su corazón también... suspiró intensamente y se dijo a sí misma recordando a Camus "en las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habita un verano invencible"...

... y retomó de nuevo el párrafo allí donde lo había dejado un 6 de abril frío y desconsolado al otro lado del océano, en una isla del Caribe desde la que decidió hibernar sin previo aviso. 

http://www.tocadacotia.com/wp-content/gallery/hibernar/por-que-os-animais-hibernam-1.jpg

......................

2 comentarios:

MG dijo...

QUÉ ALEGRIA VERTE POR AQUÍ NUEVAMENTE Y PODER LEER TUS REFLEXIONES Y OCURRENCIAS.
Muchas gracias por seguir aquí.
Un beso y un abrazo.
Animo.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias a vosotros por no haberos iros :).
Besos.