sábado, 2 de febrero de 2013

DÍA 193: No me gusta...


No me gusta que los perros persigan descontrolados mi bicicleta.
No me gusta quedarme sin palabras.
No me gusta ver sufrir... a nadie.
No me gusta la frustración.

No me gusta cometer faltas de ortografía.
No me gusta la respuesta sin previa escucha.
No me gusta el color naranja.
No me gusta la injusticia ni la intolerancia.

No me gustan los blancos o negros...
... no me gusta generalizar ni el absolutismo.
No me gustan las armas.
No me gusta la agresividad.

No me gustan los sonidos repetitivos, repetitivos, repetitivos.
No me gusta la insensibilidad.
No me gusta tener los pies fríos.
No me gusta mirar, ni que los demás miren, por encima del hombro.

No me gusta el marisco.
No me gusta la mentira.
No me gustan las enfermedades.
No me gusta quedarme sin conexión.

No me gustan las arañas.
No me gusta la irracionalidad.
No me gusta que me miren de reojo.
No me gusta que piensen que no puedo lograrlo.

No me gusta perder las cosas.
No me gusta sentirme perdida... en mi interior.
No me gustan los malos olores.
No me gusta la oscuridad... en cualquier aspecto de la vida.

No me gustan los sonidos chirriantes.
No me gustan los lugares abarrotados.
No me gustan las faltas de respeto.
No me gusta tenerte lejos.

No me gusta la impulsividad descontrolada.
No me gustan las exigencias.
No me gustan los dobles raseros.
No me gusta la desilusión ni los "peros" desesperanzados.

No me gusta malgastar la vida.
No me gusta dejar de existir.
No me gusta la llegada de la hora temida
No me gusta morir.
_______________

2 comentarios:

Melodie Rodríguez dijo...

Hola, buenas noches, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial al igual que tu genial blog, por cierto, feliz año nuevo (con un poco de retraso jajaja).
Tienes una página muy especial e interesante, te felicito por tu gran entrega. Me ha encantado; buen diseño, lenguaje legible, bien organizado y ameno. ¡En fin, qué más puedo decirte! Espero que sigas creciendo y que nunca abandones este espacio tan personal, recuerda que un blog es como un hijo recién nacido, crece y evoluciona con el paso del tiempo hasta convertirse en una persona de éxito y respetable, pero para ello hay que saber cuidarlo todos los días.
Te sigo, así que seguiré visitándote siempre que tenga un tiempo libre para ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo post para disfrutar de él.

Si me lo permites, me gustaría invitarte a mi blog DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA. Es un espacio personal donde expondo mi forma de ver las cosas desde un punto de vista positivo, además de subir cartas de amor, cuentos, microrrelatos, etcétera.
http://insolitadimension.blogspot.com.es/

Un gran abrazo desde Málaga y gracias por compartir un trocito de ti.

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡¡Hola Melodie!!

Bienvenida a 12:45pm, espero que desees ser residente en este espacio que se hizo con mucho cariño para todos aquellos que desean asomarse por esta ventana.

Efectivamente un blog es algo vivo, el mio, aunque lleva tan solo 6 meses de vida la verdad es que me está dando tremendas satisfacciones... y muchos madrugones también pues publico a diario... aunque sinceramente, no me cuestan y lo hago encantada, tú que también escribes (y por lo que he visto desde hace bastante tiempo) seguro que me entiendes.

Ya he podido experimentar que un Blog evoluciona poco a poco, el mío desde sus inicios hasta el día de hoy algo ya ha ido cambiando (no en la estructura, sí quizás en la forma de mostrar contenidos) y estoy convencida de que seguirá cambiando. El siguiente crecimiento quiero que sea en la parte visual, aunque manteniendo la esencia, por supuesto.

Te agradezco enormemente tus palabras, sin lectores como vosotros esto no tendría sentido, aunque eso también lo sabes por experiencia propia.

He echado un vistazo a tu Blog ¡ES ESTUPENDO! Te voy a enlazar a mis "Otras ventanas al mundo" porque realmente muestras contenidos preiosos.

Y además eres de Málaga, tierra espectacular con la que tengo muchisimas cosas que me unen... y a la que echo enormemente de menos, pues aunque vivo ahora al otro lado del charco y soy originaria del Norte de tu mismo pais, he veraneado por muuuuuuuchos años en tu tierra,donde tengo maravillosos amigos, y eso hace que tenga un trocito en mi corazón arraigado a esa costa soleada que tantos buenos momentos me ha hecho vivir.

Te deseo muchos éxitos y mantener el que ya tienes. Gracias por visitar mi espacio y confio que quieras regresar, mi ventana estará abierta para acogerte con muchisima ilusión.

Feliz Domingo. Un beso enorme.