viernes, 27 de abril de 2018

DÍA 828: A mis padres...

...que luchando contra sus propios miedos me dieron la libertad que para ellos quisieron.

En eterna batalla interna. Con sus personales cadenas atados abrieron la puerta intermitente para que pudiera respirar, a pequeños sorbos entrecortados, el aire fresco del criterio propio y liberado.

Desconcertados, novatos, jóvenes y esperanzados. La vida los ahogaba al mismo tiempo que les encumbraba y, en medio de su camino... yo y mi hermana.

Con tropiezos, con aciertos en diana, con temores y caminos ya transitados, tejieron a Punto Calado  sus vidas con la mía. Red de protección anticaídas.

Nadie nace aprendido, aprendemos a nacer una y mil veces en vida. Y en el tránsito, su compañía. A veces fuerte, a veces ausente, a veces visible y a veces intangible, como río alterno e incierto, impreciso, vacilante. Pero siempre ahí, resistente y vivo, como raíces escondidas bajo un tronco floreciente.

A mis padres... porque dentro de sus humanas imperfecciones son creadores de vida igualmente imperfecta. 

PROFUNDAMENTE GRACIAS. 

2 comentarios:

Javier CG dijo...

Precioso Izaskun, el alegato a tus padres. Siempre ha sabido dar a sus hijas todo lo posible para que tubierais un buen futuro, formación, una educación exquisita y lo que es más importante, os han educado para que seais grandes personas. Podeis sentiros orgullosas de Garbiñe y Antonio

Docecuarentaycinco PM dijo...

Muchas gracias Javi, nos sentimos MUY ORGULLOSAS. Han luchado contra viento y marea en esta vida, especialmente en los momentos en los todo parecía oscurecerse y complicarse más (que es precisamente cuando se desmuestra la fortaleza y el valor).
No se si esto llega a ser un alegato... es tan solo una pequeña reflexión llena de cariño, un sentimiento fugaz que sobre todo está lleno de agradecimiento :).
Muchas gracias por tus palabras.
Un fuerte abrazo.
Izaskun