lunes, 18 de marzo de 2013

DÍA 237: El autómata humanizado*

* Propuesta hecha por el ya desaparecido Cercatore en el "DÍA 200: Jornada de objetivos abiertos". Quien en su día me hizo llegar esta compleja imagen a la que poner palabras hoy ya no nos acompaña en la blogosfera, su lugar lo ocupa un ente renacido al que el destino, o quizás la casualidad, decidió llamar Hermes. Este dibujo difícil de clasificar en estilo es un reto total y absoluto. Con él terminamos esta segunda edición de interactuación que se une al previo "DÍA 100: Jornada de ventanas abiertas".
.............................................
http://www.malgusto.com/imagenes-artisticas/una-sorprendente-recopilacion-de-ilustraciones/.

Le hizo creer que su corazón bombeaba gasolina entre válvulas de hierro y cables de electricidad cortante.
Pero él era tan solo un androide de hojalata en cuyo pecho retumbaban, con sonido metálico, los latidos de un órgano anquilosado.
 Su piel suave y llena de emociones se había perdido entre láminas de chirriante acero oxidado, 
atrofiada vitalidad,
aliento inmovilizado.

Ella era pequeña, etérea y vivaracha. 
Sus pies correteaban en continuo contacto con la tierra mientras descalza absorbía la natural energía de los elementos indispensables para la vida.
 Era un diminuto compendio de piel y huesos rebosante de dinamismo y anhelos, su motor imparable... el deseo incontrolable de ser dueña de respiraciones y resuellos,
despótica vitalidad, 
amor inmovilizado

La deshumanizada criatura seguía fiel las huellas descalzas, siempre tras los pasos brincantes, siempre anulado y en búsqueda de dependencia constante.
La muchacha lo sabía, consciente siempre de ese poder dominante que sobre el mecánico ejercía,
lo alimentaba de sumisiones y de falsas creencias contruidas.
Le implanto el temor, la pequeña chiquilla, de que en caso de huir de su alegre compañía corriera el riesgo de que su corazón se apagara por falta de gasolina.

Él la creía.
Ella le dirigía.

Pero sucedió que en la noche más oscura y eterna que jamás nadie vivió, él perdió la senda de sus pisadas, la estela se desvaneció.
Estaba desorientado, atrapado en las más profundas redes de desolación.
Y temió entonces por su sistematizada vida, su construido y ordenado mundo se desvaneció entre sombras y terrores,
entre precipicios de libre descontrol.

Y en el preciso momento en el que sus lágrimas brotaron de sus ojos mecanizados, 
cuando el abismo lo reclamaba para fundirse en su tenebrosa complicación, 
el autómata humanizado recuperó su olvidado esplendor, comenzó a respirar aire puro y renovado, 
mientras el óxido desaparecía de sus entumecidos brazos,
notando de nuevo los latidos de su potente corazón.

La emoción brotó de cada poro de su cuerpo armado,
sentía su piel luchando por escapar bajo la cárcel de armazón.
 Revivía el hombre ocultado tras una coraza de falsa indefensión,
 resucitaba el individuo gracias al abandono de un desalmado patrono... rescataba de las profundidades su arrinconada liberación.
 
De ella nunca supo el regenerado, quien tan solo espera que ningún hombre caiga en su mecanismo de  manipulación.
Atrás quedó la dependencia en un cuerpo con el alma mutilado,
delante surge un nuevo mundo lleno de emociones, albedrío y verdadero amor.
___________

2 comentarios:

Cercatore dijo...

Muchas gracias, me has dado una grata alegría al entrar a ver las novedades por aquí. Me gustó mucho lo que escribiste, me ha recordado ciertas cosas.
Nuevamente te lo agradezco y te deseo un excelente Lunes.

Unknown dijo...

¡¡HOLA HERMES!! Ya ves, tardé pero finalmente el compromiso se materializó en palabra :).

Me lo pusiste difícil, realmente no era una imagen sencilla, enhorabuena por ello.

Espero que te haya gustado dentro de su complejidad... imagino que tus palabras "me ha recordado ciertas cosas" se relaciona en parte con que quizás tengas una historia detrás en algún punto similar... en cualquier caso, gracias por participar en el reto, gracias por ponerlo difícil, gracias por tus palabras y gracias por tu fidelidad.

Un fuerte abrazo y ¡feliz "lo que queda" de día!